Lentes de contacto

Muchas personas ya son usuarias de Lentes de Contacto (LC), otras tienen dudas y otras ni siquiera saben que podrían usarlas.

En este post vamos a mostrar una visión general sobre las LC, los tipos y las soluciones de mantenimiento así como de las precauciones que debemos tener para evitar infecciones o alteraciones.


¿Qué es una lente de contacto?

 

Una lente de contacto es una lente fina y curvada que se coloca sobre la película lagrimal que cubre la superficie del ojo. Están diseñadas para corregir errores refractivos y mantener la salud ocular.

No todas las lentes de contacto son iguales. Las hay de diferentes formas, diseñadas para satisfacer distintas necesidades. Su forma puede variar desde su «modalidad», o la frecuencia con la que se cambian. También sirven para distintas necesidades, como las lentes de astigmatismo, miopía, hipermetropía, presbicia….

Todas las lentes de contacto son productos sanitarios regulados por la FDA de EE.UU. Por lo tanto tiene que ser un profesional el que las prescriba. El motivo es que las complicaciones que pueden surgir, como las infecciones y la inflamación, pueden tener como resultado la pérdida de visión o ceguera.

Millones de Españoles usan Lentes de Contacto


Tipos de Lentes de Contacto y Mantenimiento

 

  • LC desechables quincenales – mensuales: Este tipo de LC duran 2 -4 semanas a diferencia de las anteriores, requieren de un mantenimiento con soluciones únicas que permiten limpiar, desinfectar, aclarar, conservar y humedecer  las LC. Estas soluciones dependerán del material del que estén fabricadas las LC.
  • LC trimestrales – anuales: Estas lentes duran 3 y 12 meses. Necesitan un sistema de desinfección más completo para la eliminación de proteínas, y en ciertos casos la utilización de peróxidos.
  • Lentes de contacto Rígidas Gas permeable (RGP): Son las lentes que proporcionan mejor visión y mayor comodidad tras muchas horas de uso, también son más saludables para el ojo y la lágrima. Indicadas para astigmatismos y graduaciones elevadas o “complicadas” y en caso de deformaciones corneales. La calidad de visión con estas lentes es mejor y duran más tiempo.
  • LC terapeúticas: Lentes blandas, que ayudan al tratamiento farmacológico y reducen la agresividad de ciertas lesiones.
  • LC cosméticas: Suelen ser aquellas lentes de color, que cambian la apariencia del ojo. También es posible usar lentes de contacto cosméticas para disimular u ocultar defectos en los ojos por ejemplo, daños o falta de iris.
  • LC ortoqueratológicas (Ortok): Son aquellas lentes que se usan mientras duermes, produciendo un moldeo corneal, permitiéndote una perfecta visión durante el día sin necesidad de llevar corrección óptica.

 

Usuarios realizan revisiones anuales de sus Lentes


Tipos de Soluciones

 

Los líquidos de mantenimiento son un elemento fundamental para el confort de las lentes de contacto. Hay que tener en cuenta que un líquido de mantenimiento que no haga bien la función de limpieza y eliminación de proteínas causará mayor deterioro en la lente de contacto, disminuyendo su vida útil.

  • Soluciones únicas.: humedecen y desinfectan las lentes de contacto.
  • La solución salina: no tiene detergentes, por lo que no sirve para tareas de desinfección, este tipo de solución se puede utilizar únicamente para enjuagar las lentes, pero nunca para su limpieza ni desinfección.
  • El sistema de peróxido se basa en la desinfección por peróxido de hidrógeno (H2O2) y  posterior neutralización del líquido para convertirlo en una solución inofensiva para el ojo. El sistema de peróxido está reconocido como uno de los sistemas de limpieza y desinfección de lentes de contacto más eficaces del mercado porque es capaz de eliminar todos los microorganismos que pueden afectar al ojo.
  • Las lentes RGP y las Ortok requieren de un sistema de limpieza más minucioso. Se empieza con detergentes para eliminar los depósitos, limpieza que se realiza con las yemas de los dedos durante unos minutos. Luego un aclarado abundante con solución específica y posterior mantenimiento en una solución humectante. También existen productos multiuso que combinan los tres efectos anteriores humectar, humedecer y limpiar.
  • No olvidemos las gotas humectantes, son un gran aliado de las lentes de contacto, sobre todo cuando notamos el ojo algo seco o sensación de incomodidad. La gota humectante actuará como la propia lágrima.
  • Frote – Frote, al igual que cualquier otra superficie, la limpieza de la lente de contacto siempre será más exhaustiva si aplicamos un ligero frote con las yemas de los dedos en toda la superficie de la lente.

%

Usuarios cambian su portalentes una vez al año

 


Posibles Riesgos

 

Uno de los mayores inconvenientes del uso de las LC es su mantenimiento, por su precio y por tener que hacerlo periódicamente. A veces esto provoca que no se haga de forma correcta y exista una clara tendencia hacia la simplificación de los mismos, en detrimento del mantenimiento y desinfección de las lentes.

El agua del grifo o las soluciones con sal hechas en casa no son métodos adecuados de limpieza, ya que carecen de poder desinfectante y constituyen un medio de cultivo ideal para bacterias y parásitos como la Acanthamoeba.

Un uso excesivo de las Lentes puede conllevar problemas irreversibles.

Si eres usuario de Lentes de Contacto revisa tus ojos cada 6 meses y sigue los consejos de tu Óptico.

CON TUS OJOS NO TE LA JUEGUES!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies